DISEÑO DE PÁGINAS WEB BILBAO

Lifting 1992

 

Los dos planos de  superficie se separan respecto a “Cabaret de invierno” 1990. Ahora vuelven a ser uno interior y otro exterior. El interior es negro y profundo. El exterior brillante y conocido. 
Pintura de coche aplicada a pistola en mi estudio de la calle Artecalle, en Bilbao. (Leonardo recomendaba no intentar lo imposible). Piel brillante con color sofisticado, asimilado y social. 
Esa piel está resquebrajada geométricamente en canales para dejar ver su interior profundo por oscuro, como de magma interior, que fluye y que tiene la capacidad de poder surgir al exterior a través de ese objeto-músculo desarrollado. 
El objeto-músculo se construye con piezas de lámparas distintas y aunque imponiendo su presencia geométrica, su fin último es concentrar la oscuridad en su interior. Estos cuadros se plantean como un estudio sobre la seducción, en el sentido de la atracción por el brillo extremo y la ubicación que siempre tiene lo brillante: el exterior. 
Una piel brillante es lo que necesitan los culturistas para intensificar la seducción que pretenden ejercer con sus músculos. Una piel brillante como el oro. 
El color del soporte-cuadro y el de su músculo-lámpara debían ser el mismo, porque el músculo era un desarrollo en volumen de un plano con el que compartía la piel. 
Cuando se acabaron, al estar pintados por separado la piel y el objeto, fue inevitable comprobar qué pasaría si se cambiaran las piezas y las de color turquesa se presentaban encima de un cuadro rojo, por ejemplo. 
El resultado en cuanto a la seducción del observador se multiplicaba, pero no era una seducción basada en la idea sino en una vibración de color que alcanzaba belleza. 
Como la belleza no es una herramienta para el artista, sino algo que no le concierne a él, se desechó esta posibilidad. Los cuadros grises tuvieron sus piezas salientes grises. Los rojos, rojas. 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra sección sobre cookies.

Acepto las cookies de este sitio